Un sitio demasiado personal

Escribiré sobre mis gustos y disgustos personales. Filosofía, tecnología, reseñas tecnológicas, podcasting y algún tip para TXP

+ sobre Jorge Cocompech »

Escrito

Aviso

Todo lo publicado en este sitio, es un experimento de su autor
En este momento, tomé algo fuerte y ¡agárrese!

Le diré los pros y contras de establecer y esclarecer lo relacionado al configurar un servidor (cosa que nos valió e hice todo al revés)

Foto por Arif Riyanto on Unsplash

Tip #1: Haga un backup de todo.

A todo me refiero a todo lo que tengan en su disco duro (servidor, VPS o lo que venga manejando).
En mi caso, traigo un par de servidores y no he hecho la partición del mismo. Dicho esto, dedique una parte de su VPS a aprender ;)
Configurar desde Plesk, se ha vuelto un martirio. Eso no quiere decir que deje de usar TXP. Al contrario. Ahora, ando dando vueltas por el ssh y pues que el aprendizaje está siendo ameno.

Tip #2: Apunte las referencias en un documento.

Con el paso de los años, hay sitios web de “referencia” para estos casos. Nada es eterno en la web. Así que, durante el proceso, busque software que le permita guardar esa web en .pdf. Practique con frecuencia en algún lugar “de confianza”.

Tip #3 Paciencia.

Todo tiene una razón de ser. Textpattern me ayuda muchísimo a mantener esa “primera relación” con un CMS dedicado a esto del blogging. Su backend (y ahora con el rediseño en estas últimas versiones), me permite concentrarme a escribir. A su vez, también me recuerda a Ulysses (de mis apps favoritas). Ambos, usan el lenguaje de marcado Textile y eso ¡fabuloso! Me permite escribir una idea de una plataforma a otra con copiar y pegar sin meterme en camisa de once varas con HTML

Tip #4 Sea feliz.

¡La diversión apenas comienza!
¡Me he divertido como enano en los foros!
Sigo sorprendiéndome de las cosas. De los conocidos y algunos amigos de antaño en este viaje.

Ya me daré tiempo para hacer un tutorial.

Autor
Categorías Textpattern

Escrito

Han pasado dos cosas interesantes de esto:

Decidí dejar de hablar de marketing y esos temas de momento.
Me debía el podcast de cuentos y micro.-historias.

¿De qué va?

Hace más de 15 años, he escrito mucho acerca de mis alter egos.
Dentro del origen de las cosas, todo se tornó un bello vendaval de ideas, emociones a resolver y ahí, en ese punto de i/o, pasó lo maravilloso: escribí a una velocidad y constancia jamás vista. Como en todo proceso de re-descubrimiento, se sufre. Por querer darse esa oportunidad de fallar menos y con mayor grado de entendimiento.Llevar una línea “temporal” sobre la historia desarrollada. Dejar que la emoción se haga un lado y la re-flexión sea más inflexiva.
Además, se re-aprendió a respirar. A dejar los vacíos en su primer esencia. Ahí, después salir y aceptar los distintas lecciones de vida, comencé caer dentro del propio agujero de gusano. Ahí, recordé las primeras experiencias de pre, producción y post-producción del podcast.
He escuchado una n cantidad de audios. He caído en las redes del amor sonoro.

Esto me llevó a adquirir un compromiso de entregar audios con una excelsa calidad. Cuidar todos los detalles de guión y (s)elección de futuros y prontos colaboradores. Divertirme y entender que es una proyección de eso que deseaba desde niño: mis propios canales de difusión y comunicación.

¿Dónde estamos alojados?

Estamos usando de momento Anchor.FM

Autor
Categorías Personal

Escrito

(escuchando Hold Me Down de Mansionair)

Hay mucho en el tintero y tiempo medido para desarrollar ideas y demás.

Vamos por partes:

a. Re-estructuración de vida

Después de estar en Mérida, decidí hacer de nuevo (de aquí a la primavera) base en CDMX. Hay varias cosas pendientes. Claro, está el show de #COVID19 aún latente. Me enfermé de influenza y sigo en esa recuperación.
No obstante, sigo escribiendo y diseñando un par de sitios web. Uno de ellos, se lo debo a la vida. El segundo, es una sorpresa.

Acomodando la silla para este año
Foto de Christopher Gower en Unsplash

El podcast

El podcast no tuvo un final adecuado. Desde el año pasado, he escrito un número de historias (cosa que les debo explicar en otro momento) bastante decente. Todas relacionadas con el proyecto de “eso”. La deuda personal de hace poco más de 20 años… Entre cambios de computadoras, discos duros, pérdida de información y sin tener un sistema de respaldo (así como un buen software para ello) continúo en la redacción constante.
Sigo re-escribiendo algunos guiones. Así mismo, hemos encontrado una voz bastante agradable para dar vida a un personaje. Espero concretar algunos pasos (legales por supuesto) para que esto pase lo más pronto posible.

¿Regresaré a escribir sobre tus temas eje?

Escribir es un ejercicio que debería hacer todos los días. Buscaré de nuevo, esa chispa que me llevó a compartir ideas y la opinión sobre los temas de la Realidad©. Desde la Filosofía, por supuesto. Construir un argumento sólido. Recuerda una de las máximas aprendidas en estos tiempos post-trans-humanistas:

Está la Verdad©, tu verdad y mi verdad. Busca los vacíos.

Disfruta la vida

Muchos cambios desde la última vez que estuve por aquí. La importancia de temas como la educación emocional, el respeto y las distancias sanas con la tolerancia. Quizá escriba desde lo instantáneo, la repetición y el vacío. Algunas otras categorías se asomen a esto como pre-texto a re-flexionar más acerca del encierro y aislamiento.Quizá a modo de oximorón o confrontando mis negaciones. Ya veremos qué resulta de este ejercicio.

Mientras, a disfrutar la primer regla impuesta a mi ser: leer, escuchar, escribir y vivir.

Autor
Categorías Personal

Escrito

(Escuchando “Systemagic” de Goldfrapp)

¡Regresé!
Casi 10 años de mi separación del audio en la nube. Esta cifra, la supe al revisar el sistema de integración que uso ahora mismo. Algunas cosas no han cambiado. Sólo la edad en la que empecé a hacer estos audios. 24 años. Muchas historias e histerias se depositaron en horas de edición y pre-producción del mismo. Aprendí de las mejores personas. Y ahora, es tiempo de colocar las ideas en su lugar y compartir con el mundo, mis casi 39 años ;) (se aceptan tarjetas de regalo Paypal)

Contenido para el podcast

En estos días, hablaré de algunos conceptos y tips para la creación, distribución y monetización del mismo.
Simple y medular.



¿Quién debería tener un podcast?

Esa es una pregunta que debería contestar esa persona.
¿Para qué quiero crear un podcast? ¿estrés de cuarentena?

¿Las empresas deberían tener un podcast?

¡Claro!
La integración de este formato es natural. Hablamos y consumimos en audio monoaural.
Deberán integrarlo de acuerdo a las metas establecidas en su estrategia interna y externa.

¿Quieres que te ayude a integrarlo a tu modelo de acción ó negocios?

Escríbeme un correo a hello(at)jorgecocompech.rocks

Dejo aquí el último capítulo de este reborn digital.

Autor
Categorías Personal

Escrito

(escuchando “Memories We Share” de Cut/Copy)

De las cosas que hablo con los clientes, es la constancia.
Si no hay una práctica, es imposible saber hasta qué punto puedes hallar las aristas adecuadas para perfeccionar tu entorno personal y profesional.

¿Es malo no escribir?

Es malo, en la medida y nivel de exigencia. Hoy, en un mundo donde el “content marketing” ha sido polarizado y estructurado para trabajar en pro de las búsquedas en Google. En este intento de posicionar todo, nos perdemos quizá, de anotaciones personales e historias por leer. Para cualquier persona que “intenta” vender “historias”, las reglas y estructuras se basan necesariamente en un plan, un orden. De hecho, viven tratando de refrescar historias. Si pones atención, detectarás el estilo de la “agencia”. Si pones más atención, podrás entender que quieren mover tus emociones a patrones primarios. Eso sería lo mano de no escribir (y en parte, de no estar en el “todo”).

¿Qué nos mantiene en la espera de las cosas? Puedes tener una cantidad enorme de pretextos para postergar este maravilloso ejercicio. No te diré vas a ser el próximo García Marquez (y quizá, tengas ese potencial para demostrarlo y re-frescar las tendencias de Murakami), pero te aseguro algo: te sentirás mucho mejor tras voltear cientos de hojas atrás y decir: ¿Así escribía hace miles de hojas?

El talento, lo puedes tener de manera natural. Mira el caso de Messi: talento puro, nato. Si observas a Cristiano Ronaldo, ha forjado sus metas a partir de entender el perfeccionamiento de su cuerpo y entorno. Los niveles de exigencia de las ligas son totalmente distintas.
Y la pregunta que uno se hace: ¿Será Messi el mismo jugador si no está en el Barcelona?
Pienso que no, por que todo está acomodado en torno a él. Con CR, hay niveles de adaptación (además de los egos entre los distintos jugadores en los equipos que ha jugado). Esa pregunta, estará en el aire. Lo nuestro (nuestra pasión), no.

Plantea las tres preguntas básicas de la vida:

  1. ¿Qué debo hacer? (pregunta filosófica)
  2. ¿Por qué debo hacerlo? (pregunta interna)
  3. ¿Para qué debo hacerlo? (pregunta externa)

En un intento más agradable, te explicaré los planteamientos de estas preguntas de vida.

¿Hay que tener un Caos?

Pienso en la necesidad de entender que todo es un CAOS. Veamos a esas personas que tienen un segmento semanal en un periódico/revista. Eso requiere de un nivel de compromiso, un orden de investigación. No sabemos de los métodos de investigación para poder escribir/redactar una columna, pero cumplen con ello. En esto de las redes sociales, se va por estructuras, planeaciones sobre una evaluación y diagnóstico del cliente. Así mismo, trabajamos con epistemes transversales: un poco de sociología y antropología, con pizcas de etnología y entendimiento lógico psicolingüístico y un laaarrgo etcétera. Hay quien le da a eso del análisis del #BigData y transforma números en lecturas más agradables para los mortales (usando R, Python y APIS). Vamos a ponerle sabor a la cosa y aderece el pedido del cliente algo de deadlines, cosas para antier y retos que parecieran tener que curar el cáncer.

1. ¿Qué debo hacer? (pregunta filosófica)

Si eres nuevo en esto del Social Media, mira a tu alrededor. Cuenta una historia relacionada con los problemas a resolver para tu cliente. No serás el héroe de la novela a escribir. Serás el guía. En contextos más, contextos menos, serás Morfeo (Matrix) o Sancho Panza (Don Quijote): Serás quién muestre la puerta (o le digas que en realidad, esos son los molinos de la edad moderna)

1.1 ¿Cómo diablos relaciono esto con el ejercicio de la escritura? (pregunta práctica)

No todas las cosas están dadas. Quizá tengas el talento y no la constancia. Quizá tengas la constancia y estés enfocando mal tu talento. En este caso: tallerea tus textos. Toma cursos.
Deja tu excusa de no estar bien contigo. Esa excusa, no tenía límites hace tiempo. Hoy día, hay infinidad de recursos en línea. Practica, abre un blog (blogspot, wordpress, medium, etc.) Twitter no es una plataforma totalmente adecuada. Identifica tu esencia y mira la meta. Te divertirás. Te frustarás. Vendrán x cantidad de emociones. No obstante, tendrás la dicha del logro y éxito alcanzado.
Escribe. Compártelo con los que saben. Ellos, serán tus mejores jueces.

Durante mis años de andar por aquí, he tenido la oportunidad de establecer plática con Abelardo Ojeda sobre distinos elementos de diseño para clientes. Lo considero mi amigo, y como tal, aprendo a separar la parte profesional de la fraternidad de hace más de 15 años. Es un crítico duro y aún, con la experiencia adquirida, necesito otra visión de las cosas.

1.2 ¿ Ok, ya estoy escribiendo ¿Cuándo llegan los fans? (pregunta teórica/práctica)

Paciencia y construcción de comunidad. Puedes pagar (si cuentas con el capital para ello, adelante). Pienso en una construcción más orgánica. Construye una comunidad sobre tus gustos. El éxito debe tener su propio sabor a fracasos previos. Quién te venda la idea de que éxito se sufre por instantes no considera al fracaso como su mejor amigo. Sino, todo lo contrario. El fracaso, es tu aliado para no repetirlo de nuevo. Es esa constante fría y en espera de cualquier descuido. Por ello, aprende a reconocer la retirada y replantea tus objetivos.

¿Qué es la fama?
No lo sé. Eso, es algo que mis clientes conocen y mientras ellos estén ahí, mi labor será guiarlos por el sendero de la constancia.

2 ¿Por qué debo hacerlo? (pregunta interna)

Por que puedes hacerlo. Por que la primer motivación, estará en los primeros comentarios a tu trabajo. No todo será perfección. Te lo garantizo. Entretanto, desliza tus palabras en el teclado. Fluye con él. Enamórate y “truena” con el ensayo/error. Por qué deseas (desde los confines de las tripas), demostrarte tus capacidades plenas. Por que deseas una remuneración. Por que, quieres hablar de los sentimientos propios. Quieres pintar historias en Medium. Por que lo quieres hacer y tienes las b**as para hacerlo.

3 ¿Para debo hacerlo? (pregunta práctica)

Por los motivos que has soñado despierto Por que al final, todo esfuerzo, tiene como remuneración tus objetivos de vida. Colectivos (visión de familia ó de pareja ) o personales, debes aprender a re-conocer tu esfuerzo. Así, tendrás esa historia que escribir y contar. Irás puliendo los chistes y los momentos de tensión. La nostalgia y el drama. Irás entendiendo el aplauso de una sola mano

Está bien chicles tu discurso motivador, Jorge. Pero ¿por qué no te leo tan seguido?

Mi novia (aunque usted, no lo crea), me ha motivado a escribir. En este caso particular, hay distintos motores para engancharse. Ella, es mi editora y crítica. Atiendo a su buen juicio (bueno, menos a su gusto por Zoe). Corrige mis idas y vueltas. Se ríe y ha logrado (por lo menos en estas dos últimas entregas) a leerme y me obligarme a re-leer el texto, una y otra vez (por aquello del TDAH) como parte de la terapia de re-aprendizaje.

Gracias a eso: ¡vamos a realizar una entrega todos los lunes! (léase con tono de candidato a lo que sea)
Si, escribiré de manera personal aquí.

Pregunta que algunos amigos me han hecho:

¿Y qué pasará con Kuroniria?

Es mi sitio web para Web and Digital Solutions | SMC and MKT Human Data. Ahí, estaré preparando algunas anotaciones relacionadas con ese mundo.
Aquí, es mero pretexto para seguir llevando a cabo este bello oficio de comunicar y escribir sin restricciones (a separar las cosas como deben ser).

  • Esta anotación, fue patrocinada por el buen Stan y su recomendación a leer el libro de Donald Miller ;)

Autor
Categorías Reflexión